Entradas populares

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *

Tienen las siguientes características:

Son anónimos: Poco importaba el autor de estos cantares, lo que era relevante para el auditorio que escuchaba estos Cantares de Gesta era la narración de la acción.

1. Se transmitían en forma oral: El juglar recitaba las hazañas de sus héroes nacionales a un auditorio reunido en torno a él.

2. Destacan: El valor, la fuerza, el honor y la fidelidad.

3. Difusor de ideas: El hecho de que estos cantares tuvieron un público amplio ha llevado a pensar que podía ser un vehículo importante para la difusión de determinadas ideas para la propaganda a favor de sectores muy correctos de la sociedad.

4. Se acompañaban con la música: Los juglares acompañaban la narración de los cantares de gesta con música. 

PRINCIPALES CANTARES DE GESTA 
EN ESPAÑA
- Ciclo de los Condes de Castilla:
“El Cantar de los 7 Infantes de Lara” (fines del siglo X).
“El Poema de Fernán González” (inicios del siglo XI).

- Ciclo del Cid:
“El Poema del Mío Cid” (siglo XII).

- Ciclo Francés:
“El Poema de Bernardo del Carpio” (Fines del siglo XII)

EN FRANCIA:
- Ciclo de Carlomagno:
La Canción de Rolando” (“Le chason de Roland” finales del siglo XI ó inicio del siglo XII”)

- Ciclo de Guillermo:
“El cantar de Guillermo” (“Chancon Guillelme” siglo XII)

- Ciclo de Vasallos Rebeldes:
“Raúl de Cambral” (“Raoul de Cambral” siglo XII)

EN ALEMANIA:
- “El Cantar de Hildebrando” (“Hildebrando Lied”, siglo XII)
- “El Beowulf” (mediados del siglo VII, aunque escrito en Inglaterra se debe considerar alemán)
- “El Cantar de Nibelungos” (“Nibelungenlied”, inicios del siglo XIII)
- “El Cantar de Gudrún” (“Kudrún Lid”, siglo XIII)

EL POEMA DEL MIO CID”:
1. Probablemente el poema fue escrito en el año 1140 (41 años después de la muerte del Cid) por un juglar de la región de Medinacelli.

2. Posteriormente fue copiado por Per Abad en el año 1307. Siendo éste el único manuscrito que se conserva.

3. Finalmente, fue publicado en el año 1779 por el estudioso español Tomás Antonio Sánchez.

4. Este cantar de gesta consta de 3730 versos (predominando el alejandrino = 14 s.m.) de métrica regular y rima asonante. Al manuscrito copiado de Per Abad le faltaban tres hojas (una inicial y dos intermedias del tercer cantar) que fueron completadas con la “Crónica de Veinte Reyes de Castilla” al momento de ser publicado.

5. La obra se divide en tres partes o cantares: El Cantar del Destierro del Cid, el Cantar de las bodas de sus hijas y el Cantar de la Afrenta de Corpes.

6. El tema central es el honor y la lealtad del Cid.

CANTAR I: DESTIERRO DEL CID
El Cid es desterrado de Castilla por Alfonso VI, al haber sido calumniado por el conde García Ordóñez a quien el Cid, en cumplimiento de su labor como cobrador de los tributos del Rey había mesado la barba, ofendiéndole; en venganza de este hecho, el conde García Ordóñez lo acusa de haber sustraído los tributos del rey. 

De esta manera el Cid, Rodrigo Díaz, sale de Vivar y se dirige a Burgos en donde por orden del rey le niegan ayuda. Sin embargo Martín Antolinez, consigue un préstamo de los judíos Raquel y Vidas, engañándolos con 2 arcas llenas de arena. El Cid se despide de su esposa doña Ximena y de sus hijas Elvira y Sol en el convento de San Pedro de Cerdeña. Vence a los moros en Castejón y Alcócer y en Barcelona vence a Ramón Berenguer y gana la espada Colada. Finalmente obsequia caballos a su rey.

CANTAR II: LAS BODAS DE LAS HIJAS DEL CID
El Cid se dirige hacia el mediterráneo y conquista Valencia, después de 9 meses de asedio. Se suceden los triunfos del Cid Campeador y se encuentra con su familia. Posteriormente, a orillas del Tajo, tiene un encuentro con Alfonso VI quien lo perdona y le devuelve su confianza. A petición del rey, el Cid accede a los requerimientos de los infantes de Carrión, Diego y Fernando de casarse con sus hijas, más que por amor por codicia. El Cid acepta la petición del rey, aunque receloso. Las bodas se realizan en Valencia y tienen una duración de 15 días.

CANTAR III: LA AFRENTA DE CORPES
Los infantes de Carrión demuestran su cobardía ante los soldados del Cid, huyendo ante los moros y escondiéndose, asustados, al ser acosados por un león que el Cid tenía domesticado.

Esto produce la burla de los soldados del Cid y los infantes de Carrión, al sentirse ofendidos, deciden vengarse. Mientras tanto, el Cid da muerte al rey Búcar de Marruecos, obteniendo la Espada Tizona. Los infantes deciden marchar a Carrión con sus mujeres con el propósito de afrentarlas. Llegados al robledal de Corpes, atan a sus mujeres de brazos y pies y las azotan, dejándolas abandonadas. El Cid ante este hecho, clama justicia ante Alfonso VI. 

El rey convoca a las Cortes de Toledo, las cuales condenan a los infantes de Carrión y los obligan a devolver los obsequios del Cid (espadas: Colada, Tizona), a reintegrar la dote ya gastada y a batirse en duelo con los vasallos del Cid, Pedro Bermúdez y Martín Antolinez. Los infantes de Navarra y Aragón envían dos emisarios solicitando la mano de doña Elvira y doña Sol.

El rey autoriza el matrimonio y el Cid accede satisfecho. El poema culmina con la muerte del Cid acaecida en Valencia en el año 1099.

LA CANCIÓN DE ROLANDO
 “La canción de Rolando”, es el más antiguo de los cantares de gesta románticos. Ha llegado hasta los actuales momentos en un manuscrito de finales del siglo XI o inicios del siglo XII. Tiene un correlato histórico; la derrota del ejército franco del año 778. Consta de cerca de 4000 versos y tiene como tema central el valor y heroicidad de Rolando en la batalla de Roncesvalles. Este cantar nos narra lo siguiente:

Roldán o Rolando sobrino de Carlomagno y gobernador de la marca de Bretaña llegó a ser el modelo ideal del guerrero legendario franco. En el valle de Roncesvalles, donde 200,000 sarracenos fueron a sorprender la vanguardia franca mandada por Roldán, el soldado Ganelón traicionó a los francos indicando a sus enemigos la ruta secreta que seguía el guerrero legendario.

Encerrada la vanguardia del ejército franco en la garganta del estrecho valle y rodeado de enemigos, combatió Rolando ferozmente, sin descanso. Sin embargo al ver la difícil situación en que se encontraba y a instancia de Oliveros, Rolando tocó desesperadamente su cuerno demandando auxilio a Carlomagno que venía en la retaguardia. Llegó el lejano sonido a los oídos del emperador y dijo : “Es mi sobrino que me llama”. “No,- dijo el traidor Ganelón, que le acompañaba- vuestro sobrino está de caza en las montañas”. Creyolo Carlomagno y continuó tranquilamente su camino.

Rolando tocó nuevamente su cuerno con tanta fuerza y desesperación que se le rompieron las venas del cuello. Antes de expirar, temiendo que su invencible espada cayera en manos enemigas prefirió romperla contra una roca; sin embargo la espada hendió en el peñasco de arriba abajo, dejando como recuerdo la famosa “Brecha de Rolando”.

Cuando Carlomagno llega al lugar de los hechos, encuentra a su sobrino Rolando muerto, es así que se lanza contra Marsilio, derrotándolo. Posteriormente somete a juicio a Ganelón y lo castiga dándole muerte.

EL CANTAR DE LOS NIBELUNGOS:
Este cantar de gesta probablemente fue escrito hacia los años 1200-1204 por un autor anónimo austriaco, que recoge una antigua leyenda alemana de amor, odio, venganza y fidelidad.

Tiene como correlato la destrucción del reino de los burgundos por los hunos (año 436. A.C.) Este cantar de gesta relata las hazañas de Sigfrido y su trágico final, envuelto en una historia de amor, traición y odio. La historia se desarrolla de la siguiente manera:

Sigfrido, vencedor de los nibelungos y príncipe de Niederland, gana la mano de Crimilda al ayudar al hermano de ésta, Gunther (rey de los burgundos), al superar las pruebas que Brunilda pone a sus pretendientes. 

Al descubrir Brunilda que el triunfo de Gunther ha sido posible gracias a la invisibilidad de Sigfrido otorgada por el poder de Tamkappa, se siente humillada y hace que Hagen asesine a traición a Sigfrido introduciéndole una lanza por la espalda precisamente en la parte en que Sigfrido no había quedado invulnerable después de haberse bañado con la sangre de un dragón.


Posteriormente Crimilda ingresa en la corte de Atila (Etsel) y sólo piensa en vengar la muerte de Sigfrido. Gracias a Atila, consigue aniquilar a los burgundos. Ordena asesinar a su hermano Gunther y ella misma decapita a Hagen con la espada de Sigfrido. Acto seguido, Hildebrant se apiada de Crimilda y la asesina, hecho con el cual termina este cantar de gesta alemán.

0 comentarios: